Novela histórica española: tesoros escondidos y dónde encontrarlos (3)

-

NOvela histórica española: tesoros escondidos y dónde encontrarlos 3

Te voy a contar un secreto: no, los libros buenos no triunfan necesariamente. Parece obvio, pero no lo es. En alguna recóndita parte de nuestro cerebro se esconde la errónea creencia de que si un libro (o una película, o una canción, o una pintura, o...) es suficientemente bueno, tarde o temprano terminará por abrirse paso hasta los lectores. Que terminará siendo reconocido. Que llegará a nuestras manos ávidas de calidad.

Ja. Digo, me temo que no es así. Al contrario, cada vez resulta más difícil que sea así. Ni el boca a oreja ni las redes sociales garantizan nada, y eso es debido sobre todo a dos motivos: a la superabundancia de títulos (vivimos en la época de la historia en la que más obras se publican, tanto de forma independiente como de forma tradicional) y a que las grandes editoriales (que son las que acaparan los limitados espacios de los escaparates y las mesas de novedades de las librerías físicas y las reseñas de las revistas de crítica literaria) arriesgan cada vez menos.

La crisis económica ha sido mortal para la calidad y la variedad literaria. Las editoriales (insisto, las grandes, porque las pequeñas y las independientes están publicando cosas interesantísimas... pero no tienen capacidad para llegar a muchos lectores) han renunciado a la búsqueda de nuevas voces. Apuestan por lo seguro, el autor de la casa, el que ya ha vendido antes, o por el tema escandaloso, al margen de la calidad. A las pruebas me remito.

Pero ahí, perdidos en las estanterías de muchas librerías físicas y digitales, hay obras que son verdaderos tesoros. Novelas que se merecen una segunda (o una primera) oportunidad. Libros de calidad sobresaliente que harían las delicias de miles de lectores.

Hace unos meses te descubría algunos de mis tesoros literarios escondidos, y este verano le pedí a David Yagüe, bloguero y escritor, que nos desvelara sus más preciados tesoros escondidos. En esta ocasión he arrinconado a Eva María Martín, la responsable del magnífico blog La historia en mis libros (del que ya os he hablado en esta entrada), para que me revelara dónde se esconden sus novelas históricas preferidas. Os dejo con sus palabras...

 

Lo que nos cuenta Eva

Mi relación con Fran se remonta al 2016, cuando, mediante un email, me propuso leer su novela En tiempo de halcones. Desde entonces y hasta ahora la amistad ha permanecido convirtiéndonos en amigos en la distancia que quizás algún día se puedan abrazar cuando yo vaya a su tierra de vacaciones o nos veamos en alguna feria del libro en la que él se halle firmando su obra. Pero ahora, aprovechándose de ese lazo que nos une, me ha metido en el embolado de compartir con vosotros cuatro novelas españolas que, por unas u otras razones, no han tenido el reconocimiento merecido. Así que me meto en esta aventura y que Dios me guarde.


Portada de El vendedor de quimeras de Alfonso Carrasquer

El vendedor de quimeras, de Alfonso Carrasquer

En la primavera de 1320, la aparición de un predicador provoca una convulsión entre un grupo de campesinos normandos. Tras largos años de malas cosechas, miseria y hambre, cientos de hombres y mujeres abandonan sus hogares e inician un viaje sin retorno, con la esperanza de llegar a Tierra Santa.

Durante su peregrinación, llena de sufrimiento y dolor, criminales y gentes sin oficio se unen a ellos. El grupo llega a ser tan numeroso que es incapaz de hacer frente a las necesidades básicas de sustento. Como consecuencia, su nuevo objetivo será la lucha contra los judíos, enemigos del pueblo y eventuales aliados de la monarquía.

Alice, una joven de los suburbios de París, se une a la cruzada. Allí conoce a Bernat Guerrer, un templario acusado de robar el pergamino que demuestra la inocencia del Temple y amenaza la credibilidad de la Iglesia. Juntos compartirán un sinfín de aventuras y forjarán una amistad inquebrantable.

Lo que nos dice de la novela Eva Martín

«Se desarrolla en la Francia del siglo XVI. El hambre y la miseria asola el país y el pueblo es capaz de cometer atrocidades para conseguir comer algo. Un antiguo monje se propone crear una cruzada contra el infiel y a esta se unen gentes de la más baja estofa. El problema surge cuando el infiel es cualquiera que no siga las órdenes de estos cruzados. Así el autor nos acerca a un hecho real, la cruzada de los pastores. Escrita de una manera fabulosa creo que es merecedora de tener más ventas de las que ha tenido. Problema: autor desconocido y editorial muy pequeña y local».

 


Portada de 40 días de fuego de Mario Villén

40 días de fuego, de Mario Villén Lucena

A mediados del siglo IX una flota de más de cien barcos vikingos recorrió el perfil de las costas de la península hasta llegar a la desembocadura del Guadalquivir, por donde penetró en territorio de al-Andalus. Los normandos remontaron el río hasta la isla de Qabtil (Isla Menor), donde establecieron una base de operaciones para el saqueo de Sevilla.

Durante cuarenta días robaron, quemaron, violaron y mataron sin mostrar clemencia. Sevilla se desangraba mientras Abd al-Rahman II organizaba una ofensiva que fuera capaz de derrotar y expulsar de sus tierras a los más de dos mil vikingos que las asolaban.

En estas circunstancias, el destino reúne a personas dispares en un grupo de supervivientes que intentará mantenerse con vida en una ciudad acosada, entregada a las ansias de botín de los temibles piratas del norte…

 

Lo que nos dice de la novela Eva Martín

«Una novela histórica fabulosa que narra la llegada de los vikingos a Sevilla allá por el siglo IX. Narra el terror y el miedo que pasaron los habitantes de la zona del Guadalquivir y que sembraron las hordas de vikingos que solo querían sangre, diversión y oro. Narrada con sencillez y elegancia, creo que es una novela que hay que leer porque nos acerca a un momento de nuestra historia totalmente eclipsado por el período de al-Ándalus. Nuevamente editorial muy pequeña y local. El autor merece muchísimo más y sus novelas necesitan más lectores».

 


Portada de Memorias de Bastian, de Hugo EgidoMemorias de Bastian, de Hugo Egido

Berlín, 1936. Bastian Höss, joven y prometedor profesor universitario e investigador del departamento de sociología, se ve arrastrado a colaborar en un primer programa gubernamental dirigido por Reinhard Heydrich, director de la poderosa Gestapo.

Lo que nos dice de la novela Eva Martín

«Narra la historia, ficticia, de cómo fue ideada toda la maquinaria nazi antes de que empezara a asesinar a millones de personas. El protagonista es un profesor universitario que, poco a poco, se da cuenta de que está siendo engañado y después coaccionado. Una novela fantástica y muy oscura. Una narración que engancha y que consigue que el lector sufra con su lectura. En este caso el problema es que es la primera obra del autor y que, quizás no ha tenido buena promoción porque, lo que no me cabe duda, es que la obra lo merece».

 


 Portada de El estornudo de la mariposa, de José de Cora

 El estornudo de la mariposa, de José de Cora

En 1938 Hitler es ya la mayor amenaza para la paz mundial. El régimen nazi se presenta ante todos los países como indestructible.
La Historia confirmará que no es así, en parte gracias a Juan Pujol, más conocido por su nombre en clave de Garbo. Además de convicciones, a Garbo le sobran otras virtudes, como un talento especial para el engaño, arrojo, imaginación desbordante y su encanto personal.

En 1940 toma su decisión más trascendental: combatir el nazismo hasta derribarlo desde la retaguardia y las propias filas alemanas. Pero no lo hará solo. Araceli González, una hermosa joven de buena familia y de fuerte carácter, se convierte al mismo tiempo en su mujer y en su principal apoyo.

Parece una empresa descabellada, increíble, fuera de toda lógica. Pero no lo fue. Gracias a Araceli, Garbo será conocido como el espía que engañó a Hitler. 

Lo que nos dice de la novela Eva Martín

«Otra novela que habla de nazis, y es que dan para mucho, pero en esta ocasión nos habla de gente que luchó contra ellos, de espías de provincias, de un espía español sin cuya ayuda no se hubiera podido detener el avance de estos asesinos. Una novela brillante con la que se aprende historia y que tampoco ha sido muy bien tratada por el público. ¿Escasa prensa?».

 


 

 Esto es todo por hoy, pero habrá más... si consigo convencer a otro bloguero (quedas advertido, Francisco) de que me desvele sus secretos. ¡Me pongo a la faena!

 

Y, por cierto, ¿has leído alguna de estas novelas? ¿cuáles son tus tesoros escondidos?

 

¡Espera, no te vayas todavía!¿Te ha interesado este artículo? Un poco más abajo puedes registrarte para recibir las próximas entradas y novedades en tu correo. Un boletín cada 15 días cargado de cosas interesantes. ¡Palabra de escritor! 

 

 

¿COMPARTES?

También te interesará

¿Te gusta lo que acabas de leer? Haz clic aquí para recibir las próximas entradas y novedades en tu correo. Y, como regalo de bienvenida, podrás descargarte mi novela El bando perdedor.