La verdadera historia del austericidio

Si hay un libro imPortada de ¡Acabad ya con esta crisis!prescindible para comprender qué diantres le ha pasado a la economía (y, de paso, al mundo) en la última década, es este. Un análisis lúcido, brillante, de lectura sencilla y, sobre todo, demoledor: derrumba una por una todas las tesis neoliberales, expone con lucidez las causas profundas de la crisis y desmonta la política de recortes, que no solo ha resultado inútil, sino terriblemente dañina para la gente y para el propio sistema y ha agudizado y prolongado la propia crisis. Si hoy seguimos sufriendo sus efectos es en gran medida debido a estas políticas de ciegos.

Por cierto, antes de seguir, por si alguien lo desconoce: Paul Krugman dista de ser un indocumentado. Por el contrario, es todo un Premio Nobel de Economía (aunque es cierto que últimamente los Nobel ya no son lo que eran), profesor de Economía y Asuntos Internacionales en la Universidad de Princeton, profesor en la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, académico distinguido de la unidad de estudios de ingresos Luxemburgo en el Centro de Graduados de CUNY... En fin, que es alguien del que, a priori, tenemos que presuponer que sabe de lo que habla.

¡Acabad ya con esta crisis! detalla y aclara el enrevesado proceso por el que una crisis relativamente fácil de solventar se ha convertido en un profundo problema global. Y, además, aporta la solución, que por cierto no es ninguna novedad (nada que no supiéramos ya, aunque el neoliberalismo se ha resistido con uñas y dientes a ponerla en práctica): incrementar la demanda (como veis, puro Keynes). ¿Cuál ha sido, entonces, el problema? Las políticas de austeridad defendidas por hordas de economistas neoliberales y fomentadas por los más ricos, que son los que subvencionan las cátedras, becas e investigaciones de los primeros. Y todo sobre el telón de fondo de la desregulación financiera iniciada en la década de 1980, una regulación que llevaba funcionando correctamente desde el crack del 29. Su progresiva desaparición desató la especulación, con la seguridad de que cualquier quiebra sería asumida por el Estado. Que es lo que ha sucedido.

¡Acabad ya con esta crisis! es un ensayo claro y documentado que desvela la profunda ignorancia y la desvergüenza de los que nos gobiernan. Si queréis entender de una vez por todas qué está pasando con la economía y conocer la verdadera historia del austericidio y sus terribles consecuencias, no os lo perdáis. En serio. 

Añadir un comentario

La asombrosa vida del verdadero conde de Montecristo

El conde negro, portada Unos buenos amigos, dejándose llevar por su instinto de curtidos lectores, me regalaron el año pasado este libro. Esto de regalar libros es algo complicado, sobre todo si el destinatario es lector habitual. Los que leemos mucho, lo sabéis de sobra, tenemos nuestras manías que a menudo ni siquiera tienen que ver con la calidad del libro en cuestión, sino con nuestras filias y nuestras fobias. Por eso siempre pensé que, aunque suene contradictorio, es muy arriegado regalarle un libro a un lector. Pero Pablo y Sagra (los amigos de los que os hablaba) han acertado de pleno. En la diana. Y es que hacía tiempo que no leía un ensayo tan ameno, interesante y absorbente como este. A priori, el tema puede parecer anecdótico, incluso irrelevante. Pero nada más comenzar la lectura, ya estás atrapado. Te cuento de qué va.

El conde negro es la biografía de un hombre excepcional en un tiempo excepcional. Para empezar, era negro, o al menos mulato, en un mundo de blancos: había nacido en Haití en 1762, hijo de un aristócrata y de una esclava. El padre, aunque pasó olímpicamente de él durante muchos años e incluso llegó a venderlo como esclavo, terminó trayéndolo a Europa y convirtiéndolo en su heredero. Lo que, sin embargo, le produjo a Thomas Alexandre Dumas, que así se llama nuestro protagonista, más de un problema, pues lo de ser noble en los tiempos de la Revolución Francesa era garantía casi segura de que te cortaran la cabeza. Pero Thomas Alexandre fue un ferviente partidario de los ideales revolucionarios y consiguió zafarse incluso durante la etapa más negra de la Revolución, El Terror. Pese a ser negro, esclavo y noble heredero, logró convertirse en el primer general de color de un ejército europeo, admirado por sus soldados y por sus conciudadanos por sus proezas (no solo era un magnífico esgrimista, también era un excepcional estratega y audaz como pocos en el combate)... hasta que Napoleón, al que le chirriaban los dientes de envidia cada vez que oía su nombre, decidió quitárselo de enmedio para que no le oscureciera la fama.

El conde negro no solo es la biografía de un hombre apasionante. Es también un ensayo excepcionalmente bien escrito y una lectura vibrante, que transmite con vivacidad la emoción de una vida aventurera y que, de paso, nos ofrece una interesante visión de la Europa (y el Caribe) de finales del siglo XVIII. No os lo perdáis. En serio.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Añadir un comentario

El perturbador mundo de «Perros de paja», de John Gray

Perros de pajaNo, no somos mejores que las demás especies animales. No estamos por encima ni constituimos la cúspide de nada. Durante siglos, el pensamiento occidental ha ido construyendo mitos sobre la superioridad del ser humano, su poderosa espiritualidad y su destino manifiesto. Chorradas. Simples mitos que nos consuelan, pero que no se sustentan ni resisten un análisis exhaustivo. Somos, simplemente, una especie más. Con una gran capacidad de adaptación, eso sí, que le ha permitido expandirse y colonizar cada vez más nichos ecológicos, desde la tundra al desierto, en un proceso que ha llegado a amenazar el equilibrio del planeta.

Todo esto, y mucho más, es lo que nos cuenta el filósofo John Gray en su imprescindible Perros de paja: reflexiones sobre los humanos y otros animales. Una obra tan breve (apenas 200 páginas) como demoledora, escrita con la precisión de un cirujano. Una obra que echa por tierra religiones, creencias, leyendas urbanas y mitos tan arraigados, y a menudo tan inconscientes, como la confianza en las bondades del idealismo, de la verdad, la justicia y la moral o la fe (a menudo tan ciega como inquebrantable) en el inevitable progreso humano, esa íntima seguridad de que la Historia nos va llevando poco a poco hasta nuestro destino, hacia un futuro de paz, armonía e igualdad, la creencia irracional en que en el pasado se vivía peor y la seguridad de que el futuro será siempre mejor.

Perros de paja es un ensayo compuesto por textos incisivos y reflexiones certeras sobre el ser humano y su lugar en el universo, un replanteamiento de toda la historia del pensamiento humano que defiende con agudeza que los seres humanos no somos ni distintos ni superiores al resto de los seres vivos. Hacía tiempo que no me encontraba con un texto tan brillante y esclarecedor. Leerlo es someterse voluntariamente a un bombardeo de ideas nuevas que sacuden nuestras creencias más arraigadas y nos obligan a detenernos, a tomar aire, a reflexionar. Una lectura tan fascinante como perturbadora. De las que no abundan.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Añadir un comentario

La fascinación de la vida al margen

La fuerza y el vientoLlegué a La fuerza y el viento, de Óscar Lobato, por pura casualidad. Ni siquiera recuerdo ya quién me habló de este libro o en qué página de literatura me lo crucé. Conociéndome, imagino que bastó la portada y la palabra «piratas» en el texto de la contra para engancharme. Si es que para algunas cosas soy de lo más facilón...

Y menos mal, porque La fuerza y el viento es una delicia. Una novela de aventuras que te coge por el pescuezo y te lleva en volandas hasta el final, y entonces te deja con el cuerpo hecho unos zorros y pidiendo más, por favor, un poco más. Una novela de piratas tan apasionante como las novelas de piratas de toda la vida, esas ambientadas en el Caribe o en los Mares del Sur, pero con un importantísimo matiz: en este caso se trata de piratas actuales.

La acción comienza con uno de los protagonistas, Uriel Gamboa, flotando a la deriva en el mar Caribe con un cadáver a su lado. A partir de ahí, el autor retrocede hasta la década de 1970 para contarnos cómo ha llegado a tan peliaguda situación. Y entonces empezamos a conocer a un buen puñado de personajes tan fascinantes como arriesgados, y de paso nos embarcamos en un velero para recorrer los mares de la Costa del Sol, Italia, Irlanda o el Caribe.

En estos tiempos de políticos corruptos, empresarios indecentes y banqueros ladrones, la historia de Uriel Gamboa es tan refrescante como bañarse en el lago de un glaciar. Un cuento moderno de piratas que atrapa la imaginación y hace soñar con la libertad, con el Caribe, con el poderoso atractivo de la vida al margen de los convencionalismos, los horarios y los estrechos límites de la normalidad. Leyendo a Lobato me venían a la cabeza los relatos de Lluvia, de Somerset-Maugham, o fragmentos de En los Mares del Sur, de Stevenson, y tantas otras obras que tienen esa maravillosa capacidad de sugestión, de arrancarnos de nuestras pequeñas vidas y arrojarnos a la vorágine. Y además está bien escrita, rebosante de metáforas potentes, brillantes como flashes en los ojos, que me hacen pensar que el autor, que por cierto es periodista, debe de ser uno de esos reporteros de la vieja escuela, de imaginación punzante y verbo preciso como un bisturí.

Solo hay un problema: os engancharéis a Lobato y querréis más. Que yo sepa, tiene tres novelas: La fuerza y el viento, Centhaure y Cazadores de humo, pero las dos últimas (en realidad, las dos primeras, una de 2009 y otra de 2007) están agotadas en muchas librerías y no tienen versión digital. Os dejo el enlace a Amazon, donde sí las he encontrado. En vuestro caso ni lo dudaría: yo me las he devorado en sentido inverso a su fecha de publicación. Y me han encantado las tres. 

Guardar

Guardar

Guardar

Añadir un comentario