Malabarismos de escritor o cómo (sobre)vivir de la escritura en el siglo XXI

Malabarismos de escritor novela historicaA veces me pregunto si el día en que decidí dedicarme a escribir a tiempo completo estaba en mis cabales. Sobre todo cuando leo artículos como el que publica Alfredo Álamo en Lecturalia, Viviendo de la literatura en España. Salvo un puñado de privilegiados, ¿alguien puede plantearse vivir de escribir novela histórica en este país?

Por supuesto, mi querida madre puso el grito en el cielo cuando se lo dije: cómo se te ocurre, como editor al menos te pagan un sueldo (a ella lo de que me dedicara al mundo de los libros nunca le hizo mucha gracia, siempre me vio más como diplomático, marino de guerra, presidente del Gobierno o, si no había más remedio, profesor. Qué ojo tiene la buena mujer. Si le hubiera hecho caso, a estas alturas seguiría dejándome explotar en el primer colegio en el que fui condenado a galeras, digo trabajé.

Añadir un comentario

LEER MÁS »

Un escenario perfecto: las montañas de O Courel

Como ya sabéis, acabo de terminar una nueva novela. Muy especial para mí por un motivo: es la primera que escribo no histórica. El cambio de registro es radical y me preocupa un poco el resultado, pero después de tres novelas ambientadas en otras épocas necesitaba un reto diferente.

La historia llevaba años incubándose en alguna parte de mi cabeza, desde que me topé con un suelto en la prensa sobre un hombre que raptaba a sus hijos y se largaba con ellos a vivir a una zona de montaña de difícil acceso. No, mi novela no va de raptos de niños ni nada parecido, pero el personaje y el escenario atraparon mi imaginación (¿quién no ha soñado alguna vez con «regresar a la naturaleza», signifique eso lo que signifique?). Durante años, cada vez que me encontraba con el recorte de prensa entre mis papeles volvía a sentirme atraído por la historia e iba anotando ideas sueltas que se me iban ocurriendo, simples semillas de un posible argumento.

Hasta el año pasado. Tras la publicación de En tiempo de halcones, supe que había llegado el momento. Todavía no tenía una historia, pero sabía dónde encontrarla. Cada vez que pensaba en mi personaje me lo imaginaba en las montañas de O Courel, una de las comarcas más remotas y hermosas de Galicia. Así que cogí el petate y me fui al Courel, en busca de mi historia.

Devesa da Rogueira Courel 1

Añadir un comentario

LEER MÁS »

Mis queridas y puñeteras agentes

Les tengo un gran aprecio, que conste. No solo eso: las considero unas profesionales de primera, con un olfato privilegiado desarrollado a base de dejarse la piel durante años bregando con libros, autores, editoriales, derechos, egos, intereses y mercados. Pero de vez en cuando me entran unas ganas tremendas de mandarlas a freír espárragos. Porque las puñeteras dan donde más duele.

Escalador

Añadir un comentario

LEER MÁS »

Lo que se queda en el tintero

Hace unas semanas os hablaba de lo que pasa entre el momento en que pones punto final a una novela y esta llega a los lectores. A veces, como me sucedió con Medievalario, el proceso de edición es rápido e indoloro; otras tienes la sensación de que la editora disfruta revolviéndote las entrañas con un hierro oxidado mientras te susurra al oído que es por tu bien. Y lo peor es que suele tener razón, como comprobé con La cruz de ceniza.

La cruz de ceniza

Añadir un comentario

LEER MÁS »

Las tripas de la edición: ¿qué pasa cuando se termina una novela?

Como ya sois unos cuantos los que me habéis preguntado cuándo estará en las librerías la novela que acabo de terminar y no puedo daros una respuesta concreta (aunque os agradezco mucho el interés, por supuesto), me parece interesante contaros cómo son las tripas del proceso editorial para que os hagáis una idea de lo difícil que es concretar una fecha.

Escalador

Añadir un comentario

LEER MÁS »