«Cada libro en su lugar»: en el castillo de Vimianzo

Videoblog Cada libro en su lugar Vimianzo

Nueva entrada del videoblog «Cada libro en su lugar», en la que te recomiendo una novela histórica ambientada en cada uno de los lugares que visito.

¿Conoces el castillo de Vimianzo, en A Coruña? Es una de las fortalezas mejor conservadas de Galicia, un castillo pequeño pero muy interesante situado en el corazón de la Costa da Morte. Fue la residencia de una de las familias más aguerridas de la Terra de Santiago, los Moscoso.

Si has leído mi novela En tiempo de halcones, conocerás de sobra a Bernal Eáns de Moscoso, que fue cabeza del linaje y señor de este castillo allá por 1458. Un tipo de armas tomar, tan bravo y despiadado como solo podía serlo un noble gallego del siglo XV, acostumbrado a imponer su voluntad a caballeros, arzobispos, burgueses y campesinos por igual. 

Este es el escenario de la novela que hoy te recomiendo, una historia que se desarrolla unos siglos antes, cuando el entonces señor de estas tierras regresa de las cruzadas tras una larga ausencia y se encuentra con que a sus hijos, ya crecidos, no les hace ninguna gracia su retorno...

¿Quieres saber de qué novela te hablo? Pues dale a «Leer más» y averígualo...

Añadir un comentario

Leer más...

Déjame que te cuente: el castillo de Vimianzo, la guarida del lobo

Dejame que te cuente Vimianzo

Una tierra dura, de piedra y sal. Unos nobles belicosos y pendencieros. Un arzobispo que pagó cara su temeridad. El castillo de Vimianzo guarda tras sus murallas una de las historias más sorprendentes de la edad media gallega. 

En el corazón agreste de la Terra de Soneira, en la Costa da Morte, se alza una de las fortalezas medievales mejor conservadas de Galicia. El castillo de Vimianzo fue el solar de uno de los linajes nobles más bravos, aguerridos y pendencieros de la historia de Galicia. Y eso no es poco decir, pues Galicia fue cuna, allá por los siglos bajomedievales, de nobles rapaces y violentos, señores de soga y cuchillo que no paraban mientes en lo que no fuera su propio beneficio.

Desde Vimianzo, los Moscoso (protagonistas, como ya sabes, de En tiempo de halcones) hicieron y deshicieron a su antojo e impusieron su voluntad incluso a los poderosos arzobispos de Santiago. Uno de ellos, Alonso de Fonseca II, recién llegado a su sede, osó enfrentarles. Y pagó duramente en propias carnes su temeridad.

¿Todavía no conoces esta asombrosa historia? Pues déjame que te cuente…

Añadir un comentario

Leer más...

«Cada libro en su lugar»: en la cumbre del Mulhacén

Cabecera videoblog Cada libro en su lugar, en la cumbre del Mulhacén

Nueva entrada del videoblog «Cada libro en su lugar», en la que te recomiendo una novela histórica ambientada en cada uno de los lugares que visito.

Sí, tengo cara de frío. Y de estar agotadillo, pero es que ni te imaginas lo que me costó subir hasta la maldita cumbre. Ahí, en la foto, todavía parece que estoy relajado, mejor no te cuento la tiritona que me entró después, cuando se me enfrió el cuerpo tras el esfuerzo de la (empinadísima) ascensión. Que por algo es la mayor cumbre de la Península. 

¡Y todo para grabarte el videoblog de hoy! (Vale, no todo, también era por pasármelo bien, y por estar unos días con Ángel, Juan, Carmen y Gina, mis amigos de Canarias, y por hacer el cabra, que siempre me gustó, y por que no soy capaz de quedarme quieto ni diez segundos, y por...). 

El primer vídeo lo grabé en los cañones del Sil, en Ourense, y en esta ocasión me he escapado hasta el Parque Nacional de Sierra Nevada para hablarte de una estupenda novela histórica ambientada en la Alpujarra granadina.

¿Quieres saber de qué novela te hablo? Pues dale a «Leer más» y averígualo...

Añadir un comentario

Leer más...

«Cada libro en su lugar», nuevo videoblog para viajar al escenario de nuestras lecturas

Cabecera del videoblog Cada libro en su lugar

Hala, ya me he liado de nuevo. Voy a tener que hacérmelo mirar con urgencia, porque no paro de meterme en nuevos follones proyectos. Pero es que siempre he sido muy malo resistiendo tentaciones, qué le voy a hacer. Y esta era muy fuerte...

Te cuento. Me paso media vida de un lado a otro, ya sea grabando documentales (en su mayor parte para Galicia Enteira, como los de la serie «Déjame que te cuente», en los que te muestro lugares poco conocidos de Galicia y te cuento las historias que esconden), ya sea documentándome y localizando escenarios para mis novelas (has acertado, una excusa perfecta para hacer el vago).

El otro día, en un lugar perdido del río Mao, en Ourense, me vinieron a la cabeza dos novelas que estaban ambientadas en ese lugar o en sus proximidades. Entonces fue cuando oí el clic en mi cabeza y comencé a liarme...

Añadir un comentario

Leer más...

The son, una magnífica serie histórica sobre el Salvaje Oeste

The son, una magnífica serie histórica sobre el Salvaje Oeste

Lo reconozco, cada vez me vuelvo más exigente con las series que veo. Supongo que es algo inevitable dada la hiperinflación actual, que parece que las hacen en serie. Oh, vaya, claro que las hacen en... Esto... Mejor sigo.

Cuando no teníamos más que dos cadenas de televisión y un puñado de series, cualquier bodrio nos parecía bueno (menos El coche fantástico, esa nunca, que uno podía ser joven pero con criterio, y David Hasselhoff siempre me pareció de plástico. Igualito que los madelman, ahora que lo pienso. Pero en hortera).

Por cierto, si te suenan La casa de la pradera o Bonanza es que eres tan viejo como yo (quiero decir, tienes tanta solera como yo)... lo que me indica que sabes de sobra que esa tonta humedad que nos aparecía en los ojos los sábados por la tarde no eran lagrimones, sino vete-tú-a-saber-qué-porquería que había en el aire, cosas de la contaminación, seguro.

En fin: igual que con los libros, la abundancia (y la práctica) hacen que nos volvamos exigentes y que cada vez sea más difícil encontrar una serie que nos parezca buena. Por eso, tropezarse con algo como The son es todo un lujo. Te explico por qué. 

Añadir un comentario

Leer más...