La cruz de ceniza

La cruz de ceniza

Autores: Fran Zabaleta y Luis Astorga 
Editorial: Suma de Letras
Publicación: septiembre 2005
Páginas: 630
Temática: novela histórica
Disponible en: papel y ebook

Galicia, primavera de 1536. Tras una noche de tormenta, a la playa que baña los pies de la perdida abadía de Santa María de Oia arriban dos náufragos, un antiguo fraile y un chiquillo...

El fraile es Baltasar Sachs, ex monje del Cister y hereje anabaptista, un hombre acuciado por el deseo de Dios que, como muchos de sus contemporáneos, se siente traicionado por una iglesia que predica la justicia y vive enfangada en el oropel.

El chiquillo, Jean, es hijo de la condesa Françoise de Foix y de, se rumorea, el que fue su amante durante muchos años, el rey Francisco I de Francia. Jean es buscado con ahínco por agentes de las principales cortes europeas.

 

Primeras décadas del siglo XVI. Las guerras, el hambre y la injusticia devastan Europa y por doquier surgen movimientos que sueñan con un mundo mejor. Los anabaptistas son los más radicales: viven en comunidades aisladas, se niegan a participar en la guerra y a pagar impuestos, rechazan la propiedad privada y el dinero, imponen la posesión comunal de los bienes... Sus doctrinas pronto se revelan muy peligrosas para los poderes establecidos. 

Los porqués

La novela es una historia de iniciación, un recorrido cargado de tensión, de traiciones y afán de poder, de persecuciones, guerras, amores y desamores por un mundo que se ve desbordado por la celeridad de los cambios. La religión, omnipresente el el siglo XVI, es excusa para desmanes y atrocidades, pero también razón de anhelos y esperanzas.

Baltasar Sachs busca, y busca desesperadamente, un mundo mejor, más justo, más humano, más comprensivo. Y su viaje le lleva por los derroteros de Europa, de uno a otro extremo, zarandeado como una hoja en el viento. Con él viaja Hans Gotha, un joven carpintero a quien el padre ha salvado la vida y con el que establece una relación de fidelidad y amistad que trasciende los años. La peregrinación de Baltasar y de Hans es un viaje por la locura de la religión. Poder, creencias y conflictos sociales se mezclaron a principios del siglo XVI y formaron una combinación explosiva que dejó al estallar muerte, miseria y dolor: un alto precio que Europa pagó para encontrar el equilibrio religioso; el social quedó dormido hasta la Revolución Francesa, señal de partida para otro sinfín de conflictos en los que la religión ya había pasado a segundo plano y cuyo colofón parece haber sido, esperemos, la Segunda Guerra Mundial.

Pero en el mundo de hoy la mezcla de religión, política y problemas sociales amenaza con derribar la placidez en la que nos hemos instalado en Occidente. Los integrismos, musulmanes o cristianos, se agitan como en la Europa del siglo XVI y eso solo presagia, una vez más, sangre, dolor y destrucción, generosamente derramados en nombre de uno u otro dios.

Nuestra intención, al escribir el libro, y al titularlo La cruz de ceniza, era refrescar la memoria de la locura. Queríamos que reflejase el fracaso de la religión como justificación del hombre y en qué medida las creencias cristianas, para católicos y protestantes, no fueron más que ceniza cuando los mismos que se llenaban la boca con palabras de amor y caridad se empeñaron en imponerlas por la espada. La ceniza es el poso de las interminables guerras de religión y el sabor acre del sinsentido.

El género

Hemos situado la narración en un marco lo más histórico posible, sin alterar ni quitar nada esencial de lo ocurrido en los años en los que transcurre el relato. Tanto el reino mesiánico de Münster como los acontecimientos y personajes de la reforma protestante y el anabaptismo son reales, como lo son muchos de los personajes y acontecimientos descritos al hablar de Carlos V y Francisco I de Francia. A esto solo hay que hacer dos salvedades: no hay constancia de que los amores que describimos entre Françoise de Foix y Carlos I sean reales, pero tales amores no solo podrían haber sucedido, sino que son perfectamente inscribibles dentro de los acontecimientos de la época; y, por supuesto, los personajes principales, Baltasar, Hans, Jean, Paulette, Conrad y Harris, no existieron, aunque Baltasar comparte rasgos de muchos de los predicadores reformistas del siglo, de forma que se le puede considerar síntesis de todos ellos. 

Las ediciones

La novela la ha publicado en España y México Suma de Letras, sello del grupo Alfaguara-Santillana. La primera edición salió a la venta en septiembre de 2005, y la segunda dos meses después. En septiembre de 2006 ha salido su edición en bolsillo en el sello Punto de lectura. En 2007 salió a la venta en México y en octubre de 2008 la editó en portugués para Brasil Distribuciones Récord. Finalmente, en 2012 la publicó la editorial Redelibros en formato digital.

Opiniones sobre La cruz de ceniza

«Sacrifiqué encantada horas de sueño, magnetizada por este relato».
«Una aventura trepidante, que te engancha desde que comienza hasta que termina y que no da tregua al lector. Un ritmo de lectura casi vertiginoso».
«La visión de los autores de lo que ha pasado en la Alemania de Lutero es fascinante».
«No puedo dejar de pensar en sus personajes, todos me transmitieron algún sentimiento, cariño, comprensión, odio..., lo viví como si fuese real, sufrí mucho con Paulette y al final no pude dejar de emocionarme».
«¡Qué buena novela! Unos personajes muy bien construidos, que van creciendo y evolucionando con la trama. Unha historia dura e impactante».
«Novela profunda y sorprendente».
«Una historia dura, que refleja con acierto el fanatismo y la intransigencia del ser humano, pero también con capacidad de emocionar, de tenerte en vilo».
«Un libro que recomiendo encarecidamente para todo amante de la buena novela histórica».