Entrevista a Pablo Núñez: «En “Juego de reinas” la mujer es la protagonista»

Portada de la novela historica Juego de reinasQue a Pablo Núñez le tira la historia más que un plato de percebes a un madrileño de turismo por Galicia es una evidencia irrefutable, ahí están sus novelas Las hijas del César y Ladrones de historia para demostrarlo. (Bueno, y la foto que acompaña esta entrevista un poco más abajo también ayuda lo suyo, para qué negarlo).

Tras unos años de descanso, el autor lucense vuelve a la carga con una apuesta a lo grande: Juego de reinas, una novela histórica publicada por Edhasa y ambientada en el mundo celta, tanto en Galicia como en Inglaterra. Con esos mimbres, celtas e historia de Galicia en la misma frase, está claro que no podía resistirme a entrevistarlo...

 

P. Tras siete años haciéndonos esperar, por fin nueva novela y en una editorial de lujo especializada en novela histórica de calidad. Celtas, druidas, Galicia... La pinta no puede ser mejor. ¿De qué va Juego de reinas?

R. Es la aventura de dos niñas obligadas a separase cuando su padre, el rey de Erin, pierde la corona ante su mayor enemigo. Además de ordenar el asesinato de su esposa, el vencedor humilla al vencido y lo destierra junto a una de sus hijas, pero obliga a la otra a quedarse con él. Las pequeñas se convierten en guerreras fuertes e intrépidas, pero jamás olvidarán lo sucedido en el Salón del Trono.

P. ¿Cuál es el origen de la novela? ¿Se basa en hechos reales?

R. Comencé a diseñarla tras publicar Las hijas del César. Muchos lectores me mostraron su sorpresa por la parte celta o castreña, más acostumbrados a Roma y su herencia. Decidí volver a trabajar en esta época, incluso antes de la llegada del Imperio a Gallaecia. Respetando lo máximo posible la historia y los escenarios que se encontrará el lector, pero dando un protagonismo importante a la leyenda, al mito. Al fin y al cabo, forman parte de la historia.

Añadir un comentario

Leer más...

«El judío de Shanghai», una novela histórica que te apretará la garganta

Portada de novela historica El judio de Shanghai de Emilio CalderonReconozco que no había leído nada de Emilio Calderón ni tenía ninguna referencia sobre sus libros. Y esto, por una vez, es bueno porque me ha permitido enfrentarme a esta novela con los ojos, las manos y las orejas tan limpitos como cuando me los restregaba mi madre.

(¡Ah, qué tiempos aquellos, el dulce tacto del estropajo aplicado con suma delicadeza mientras te repetía al oído palabras de amor de esas que solo dice una madre: «¡Te voy a sacar toda la mugre de una vez, guarro, que eres un guarro, que me estás volviendo loca!»).

Me desvío del tema. A lo que iba. Me he enfrentado a El judío de Shanghai sin prejuicios, y me alegro, porque ha supuesto una agradable sorpresa. Pero antes de nada la sinopsis, para que te sitúes un poco.

Corre el año 1943 y el ejército japonés, que controla la ciudad de Shanghai en su totalidad, establece el único gueto judío del mundo que no está en manos de los nazis. Leon y Norah Blumenthal, un matrimonio de judíos llegados a Shanghai en 1939, cuando la ciudad era puerto franco y aún conservaba intacta toda su fascinación, son recluidos en esta «área determinada para apátridas». Sin embargo, no todo está perdido, puesto que cuentan con la ayuda del cónsul de España en Shanghai, el doctor Martín Niboli, que deberá enfrentarse al coronel Fukuda, el jefe de la policía secreta japonesa, y de Nube Perfumada, una antigua esclava sexual del ejército japonés. 

Así pues, novela histórica ambientada en un período y unos paisajes muy poco habituales para nosotros, eurocentristas irreductibles que apenas sabemos de Asia que es un continente y que está en alguna parte por ahí, por la derecha, hacia el fondo. Sin embargo, Shanghai es una ciudad milenaria y la más poblada de China en la actualidad.

Añadir un comentario

Leer más...

Black Sails, la serie histórica más honesta (y entretenida) que verás sobre piratas

series historicas: Black Sails, la serie mas honesta y entretenida sobre piratasOlvídate de los nobles piratas tipo Errol Flynn y de las muy entretenidas pero fantasiosas peripecias de Johnny Deep. Si estabas buscando una serie histórica, de piratas de verdad, una que al menos pretenda acercarse con honestidad al día a día de los hombres más crueles, sanguinarios, brutales y libres que han existido, a la vida de los miles de aventureros, desharrapados, asesinos y soñadores (unos angelitos, vamos) que huyeron o fueron expulsados de una Europa absolutista en la que todo estaba medido, controlado, repartido y adjudicado (por otros angelitos, esta vez reyes y nobles), no sigas buscando: esta es tu serie: Black Sails, emitida entre 2014 y 2017, con 38 episodios divididos en cuatro temporadas. Pero, ¿tiene base histórica?

Añadir un comentario

Leer más...

Novela histórica de aventuras que engancha: guía de lectura de la saga Courtney, de Wilbur Smith

Novea historica de aventuras Wilbur Smith saga Courtney

¿Que no sabes quién es Wilbur Smith? Pero, alma cándida, ¿tú qué haces en este bloc? ¡Ah, que has entrado para enterarte! En ese caso has llegado al lugar adecuado. Y si ya lo conoces pero todavía no lo has leído, abandona rápidamente el bloc, porque te voy a hablar de la más entretenida serie de novelas históricas de aventuras que encontrarás. Corres el peligro de incrementar tu ya tambaleante pila de lecturas pendientes hasta el infinito. ¡Avisado quedas! (Y si pese a la advertencia sigues adelante, la sección de reclamaciones está abajo a la izquierda. Sí, ahí, donde pone «papelera»).

Añadir un comentario

Leer más...

Malabarismos de escritor o cómo (sobre)vivir de la escritura en el siglo XXI

Malabarismos de escritor novela historicaA veces me pregunto si el día en que decidí dedicarme a escribir a tiempo completo estaba en mis cabales. Sobre todo cuando leo artículos como el que publica Alfredo Álamo en Lecturalia, Viviendo de la literatura en España. Salvo un puñado de privilegiados, ¿alguien puede plantearse vivir de escribir novela histórica en este país?

Por supuesto, mi querida madre puso el grito en el cielo cuando se lo dije: cómo se te ocurre, como editor al menos te pagan un sueldo (a ella lo de que me dedicara al mundo de los libros nunca le hizo mucha gracia, siempre me vio más como diplomático, marino de guerra, presidente del Gobierno o, si no había más remedio, profesor. Qué ojo tiene la buena mujer. Si le hubiera hecho caso, a estas alturas seguiría dejándome explotar en el primer colegio en el que fui condenado a galeras, digo trabajé).

Añadir un comentario

Leer más...