Si el episodio histórico elegido...

Si el episodio histórico elegido es interesante, aún lo es más el modo en que Fran Zabaleta ha construido la novela, mezclando personajes reales, los nobles y clérigos que aparecen, con personajes de ficción: las personas anónimas, verdaderos protagonistas de la historia. (...) con una riqueza léxica que asombra por lo abundante y lo precisa. Y todo ello narrado con ritmo, con una prosa sencilla y exquisita, a la vez que rigurosamente documentada. Diría que estamos ante la muestra de lo que debe ser una perfecta novela histórica.