Ficción histórica: El descubrimiento que nos convirtió en seres humanos

El descubrimiento que nos convirtió en seres humanos

Sigo adelante con tu serie favorita, Historias para disfrutar de la historia. ¿Cómo? ¿Que todavía no la conoces? ¿Pero en qué agujero te has metido los últimos meses? A ver, haz memoria, ¿te suena algo sobre ficción histórica? ¡Si es que no estamos a lo que hay que estar!

Se trata de una serie de relatos novelados sobre episodios fundamentales de la historia, aquellos que hicieron que el rumbo de los acontecimientos cambiara: descubrimientos, batallas, obras de arte, inventos, ideas filosóficas... Textos breves que nos acerquen a este o aquel suceso y que sirvan para cogerle el gusto, comprender su trascendencia y, sobre todo, disfrutar con la historia. Tú y tus hijos también. Que los pobres también tienen derecho, que no todo va a ser jugar con la consola.

Estoy publicando los relatos regularmente aquí, en el bloc. Si quieres, todavía puedes descargarte el primer capítulo, El libro que puso el mundo del revés, sobre la publicación de El origen de las especies, de Charles Darwin, o el segundo, La batalla que decidió el destino de Roma, entre Escipión el Africano y Aníbal Barca.

¿Ya te acuerdas? Pues vamos con la tercera entrega...

Añadir un comentario

Leer más...

«Cada libro en su lugar», nuevo videoblog para viajar al escenario de nuestras lecturas

Cabecera del videoblog Cada libro en su lugar

Hala, ya me he liado de nuevo. Voy a tener que hacérmelo mirar con urgencia, porque no paro de meterme en nuevos follones proyectos. Pero es que siempre he sido muy malo resistiendo tentaciones, qué le voy a hacer. Y esta era muy fuerte...

Te cuento. Me paso media vida de un lado a otro, ya sea grabando documentales (en su mayor parte para Galicia Enteira, como los de la serie «Déjame que te cuente», en los que te muestro lugares poco conocidos de Galicia y te cuento las historias que esconden), ya sea documentándome y localizando escenarios para mis novelas (has acertado, una excusa perfecta para hacer el vago).

El otro día, en un lugar perdido del río Mao, en Ourense, me vinieron a la cabeza dos novelas que estaban ambientadas en ese lugar o en sus proximidades. Entonces fue cuando oí el clic en mi cabeza y comencé a liarme...

Añadir un comentario

Leer más...

«La cajita de rapé», de Javier Alonso García-Pozuelo: un sugerente viaje al Madrid del siglo XIX

Portada de La cajita de rapé, de Javier Alonso García-PozueloA veces no entras en la lectura por la puerta adecuada. O con el estado de ánimo preciso. Puede ser que vengas de una novela de acción trepidante y te encuentres con un texto reflexivo, o que estés buscando serenidad y te enfrentes a una historia que te plantea preguntas incómodas. Y es estupendo que pasen esas cosas, porque son una prueba de fuego para evaluar la calidad del libro que tienes entre manos.

La magia de la literatura es esa: es capaz de romper tus esquemas y retorcer tus expectativas mientras despierta otras nuevas. Es capaz de sumergirte en un mundo insospechado, hacerte vivir en él y, en el proceso, ofrecer nuevas perspectivas y sembrar nuevas ideas. Porque la verdadera literatura, afortunadamente, siempre te atrapa.

Confieso que empecé a leer La cajita de rapé, de Javier Alonso García-Pozuelo, sin demasiadas ganas. Ni el título ni la portada me atraían demasiado, y ya sabes que los libros, como tantas cosas, entran a menudo primero por los ojos. Al final, el que se tratara de la primera novela de Javier y que estuviera ambientada en el poco tratado siglo XIX terminó por convencerme. Qué narices, hay que explorar nuevos territorios...

Añadir un comentario

Leer más...

7 escritores nos recomiendan su novela histórica preferida

7 escritores nos recomiendan su novela histórica preferida

Ni te imaginas lo que me ha costado esto que te traigo hoy. He tenido que sumergirme en el Madrid decimonónico, meterme en lo más duro de la Guerra de la Independencia, recorrer el Japón del siglo XVI entre monjes guerreros y samuráis, escapar de un enorme lobo a través de la nieve, sufrir cautiverio a manos del desalmado Irvyn el Blanco, pasar la noche en una mansión siniestra que os pondría los pelos de punta (aunque a mí no me los puso, que alguna ventaja ha de tener lo de lucir una hermosa calva) y codearme con enorme bárbaro alano.

Y todo para conseguir arrinconar a siete escritores de novela histórica en sus guaridas y desvelarte sus secretos mejor guardados. Si es que por ti soy capaz de todo (bueno, de todo, todo, no, por mucho que te empeñes nunca me voy a poner peluquín. No supliques, no lo vas a conseguir. Bastante haré si no me queda otra que disfrazarme de hermosa doncella alemana con apretado corsé y ponerme a servir cervezas en casa de unas amigas. Pero eso es porque se lo prometí en un momento de borrachera debilidad, y uno tiene palabra, que si no...).

Bueno, a lo que iba, que me despisto: he sufrido lo mío, pero lo he conseguido. Aquí estoy de vuelta, con quince quilos menos y la maleta llena. He conseguido atrapar a siete estupendos escritores de ficción histórica y les he torturado suplicado hasta arrancarles sus secretos.

Si quieres saber cuáles son las novelas históricas favoritas de Álvaro Arbina, David B. Gil, Francisco Narla, Juan Manuel Sainz Peña, Pablo Núñez, Javier Alonso García-Pozuelo o José Zoilo Hernández, ya sabes lo que tienes que hacer...

Añadir un comentario

Leer más...

«El infiel», de David Ball: una adictiva novela histórica de aventuras

Portada de El infiel, de David Ball

Aunque creas que eres tú quien elige los libros que lees, no te hagas ilusiones, me temo que es justo lo contrario: son los libros los que te eligen a ti.

Que sí, piénsalo un poco: ¿cuántas veces te has descubierto leyendo un libro inesperado, de esos que que no entraban en tus planes... y que te está encantando?

Pues eso es lo que me ha pasado con este El infiel, de David Ball. No entraba en mis planes. No conocía al autor; no había oído hablar del libro; la portada me deja bastante frío; la época en la que se inicia, la guerra franco-prusiana de 1870, pues ni fu ni fa; y tengo algo así como un millón y medio de libros, tirando por lo bajo,, mejor posicionados que él en la pila de pendientes.

Así que, ¿por qué iba a darle una oportunidad y concederle el privilegio de saltar hasta el primer puesto?

Pues por eso: porque son los libros los que nos eligen, y no al revés. Así que no te resistas más y déjate llevar. Por ejemplo, hasta aquí.

Menos mal que mi sexto sentido libresco es más listo que yo, porque anda que no he tirado la pasta veces y más veces en libros que estaba seguro que me iban a encantar y resultaron infumables (y lo peor no es la pasta tirada, es que diez o veinte años después siguen ahí, en la estantería, guiñándote el ojo con recochineo cada vez que pasas por delante. Solo por eso, ¡qué gran invento son los libros digitales!).

Vale, me concentro.

Añadir un comentario

Leer más...