«El largo viaje a un pequeño planeta iracundo», de Becky Chambers: una deliciosa space opera que reinventa el género

Largo viaje a un pequeno planeta iracundo, Becky Chambers, Space OperaYa sé que la ciencia ficción no es un género que traiga mucho al blog, que como sabes suele centrarse en novela histórica, de aventura y libros de viaje, pero reconozco que me encanta la ciencia ficción, lo ha hecho desde siempre, desde aquellos gloriosos años de Asimov, Heinlein, Clarke, Simak, etc.

Probablemente habré devorado cientos de libros de ciencia ficción y space opera a lo largo de mi vida lectora, y tengo una idea bastante ajustada de cuáles son los parámetros por los que se mueve el género.

Por eso, puedo decirte esto con absoluta convicción: el libro que hoy te traigo reinventa la space opera. Abre la ventana y ventila la habitación. Inunda naves y planetas con su originalidad y su frescor, hasta ponerlo todo del revés. Y, además, es deliciosamente entretenido...

 

Largo viaje a un pequeno planeta iracundo Becky Chambers

El largo viaje a un pequeño planeta iracundo, de Becky Chambers

Rosemary Harper se une a la tripulación de la Peregrina, una vieja nave tuneladora, sin saber muy bien qué esperar de su primer trabajo. Aunque la nave ha visto tiempos mejores, le ofrece un pequeño lugar al que llamar hogar durante un tiempo, algo de aventura en los confines más alejados de la galaxia y, lo que es más importante para ella, la oportunidad de dejar atrás su pasado.

 

El argumento, como ves, es sencillo: una mujer, procedente de Marte para más señas, se une a la tripulación de una nave encargada de abrir «túneles» en el espacio-tiempo, los caminos por los que después circularán las naves comerciales entre sistemas.

Y lo hace justo cuando la nave consigue un importante contrato para abrir uno de esos túneles en un mundo muy lejano que se acaba de unir a la Confederación Galáctica, la macroorganización que agrupa a los miembros de las principales especies pensantes del universo. El problema es que se trata de un mundo poblado con una especie muy belicosa y en el que no todos están de acuerdo en la decisión que se acaba de adoptar, unirse a la Confederación.

La novela, la primera de su autora, Becky Chambers, narra el largo viaje a ese planeta (como deja bien claro el título, que, por cierto, ¡me encanta!).

Hasta ahí, nada fuera de lo habitual. Y, sin embargo, todo es distinto. Me he estado rompiendo la cabeza durante el tiempo que tardé en leerlo y mientras pensaba en escribir estas líneas para tratar de dar con la clave de por qué es diferente. Que lo es salta a la vista, y en cuanto empieces a leerlo lo entenderás. Pero, ¿por qué?

La clave está en la sensibilidad. Es la primera vez que tengo la clara conciencia de estar leyendo un texto escrito por una mujer. Y me encanta. El que además sea ciencia ficción, un género en el que predominan los escritores masculinos, le da un mayor mérito. 

La clave está en la sensibilidad. Es la primera vez que tengo la clara conciencia de estar leyendo un texto escrito por una mujer. Y me encanta. El que además sea ciencia ficción, un género en el que predominan los escritores masculinos, le da un mayor mérito.

Pero es que el texto rebosa sensibilidad. Por todas partes, desde el tratamiento de las distintas razas a las características de los personajes principales, que se alejan galaxias enteras de los clichés del género y se adentran por terrenos inexplorados. Y lo mejor es que son personajes poderosos, con los que el lector empatiza enseguida, que se convierten en cercanos, de los que uno quiere saber más.

Y, al mismo tiempo, el texto es pura ciencia ficción social, que pone sobre la mesa cuestiones peliagudas, desde la xenofobia o el especismo al antropocentrismo, pasando por las relaciones entre especies o sexos. Y lo hace con naturalidad, sin caer en el panfleto reinvindicativo, con una frescura envidiable que funciona y que levanta sonrisas al paso de la lectura. 

El resultado es una novela que crea un mundo muy atractivo, sólido, con razas que resultan interesantes y de las que apetece tener más noticias. Desearás seguir en este mundo una vez terminada esta lectura... y espero que puedas, porque Becky Chambers (que, por cierto, autoeditó esta primera novela, que se ha convertido en un fenómeno de ventas en Estados Unidos y Europa) tiene ya dos nuevos libros ambientados en el mismo escenario. ¡Que los traduzcan pronto al castellano, por favor! 

 

Dónde conseguirla
amazon   Iberlibro logo

 

 

P.D.: ¡Por una vez, me han escuchado! Unos días después de escribir el artículo, descubro casi por casualidad que el primero de los dos libros siguientes ya ha sido traducido y publicado, con un título de lo más llamativo también: Una órbita cerrada y compartida. ¡Me lanzo a por él, ya te contaré! ¿A que la portada es chula?

una orbita cerrada y compartida 12367 forJc04C

 

 ¿Conocías a la autora? ¿Has leído algo de ella?

Banner Lo extraordinario

Anuncio Medievalario, de Fran Zabaleta

 

Compártelo: