Viajando en furgoneta camper: León, entre Babia y la Luna

 

Viajando en furgoneta camper: León, entre Babia y la Luna

Viajo en la Lagartija, mi furgoneta camperizada, persiguiendo historias, lugares y momentos. 

Durante mi reciente viaje en furgo por la España olvidada estuve a punto de satisfacer un viejo deseo: conocer Babia y Luna, dos valles leoneses de nombres tremendamente sugerentes. Sobre todo si tienes la cabeza a pájaros y sueñas con mundos olvidados y paraísos perdidos, como me temo es mi caso. La expresión «estar en Babia» siempre me ha evocado relax, ausencia, contemplación y ensimismamiento, y de ahí a tener ganas de conocer el valle que provoca tales efectos hay un paso.

Luna también me atraía por razones similares, pero a ellas se unía otro motivo: en ese valle se alzó en su tiempo el castillo de Luna, en el que el último rey de Galicia, García II, pasó sus últimos diecisiete años encadenado. La historia la cuento en el relato Con los fierros, incluido en mi libro Medievalario, y me apetecía mucho comprobar hasta qué punto el escenario imaginado se correspondía con el real.       

Siempre me asombran las curiosas formas que tiene la vida de satisfacer nuestros deseos. Mientras estaba dando vueltas por la España interior recibí un mensaje de una pareja, Alberto y Marga, que vivían entre Babia y Ponferrada y se ofrecían para mostrármela. Encantado, quedé en avisarles cuando pasara por la provincia de León. Lo hice, aunque con poca suerte: cuando les llamé estaban en Ponferrada. Quedé con ellos y pasé una memorable noche, pero tuve que posponer mi viaje a Babia y Luna porque era ya el día 79 de mi viaje y el tiempo se me echaba encima.

Pero la idea de visitar Babia y Luna no se me quitó de la cabeza, y menos ahora que tenía dos estupendos guías de la zona. Por eso, apenas dos meses después de volver a casa, llamé a Marga y Alberto, me subí de nuevo a la Lagartija y me puse en marcha: por fin iba a conocer Babia y Luna.

Añadir un comentario

Leer más...

Las mejores series de novelas históricas: «Crónicas del Señor de la Guerra», de Bernard Cornwell

Las mejores series de novelas históricas: El Señor de la Guerra, de Bernard Cornwell

Cuando pienso en las mejores novelas históricas que he leído, las primeras que me vienen a la cabeza son parte de una serie: «Crónicas del Señor de la Guerra», de Bernard Cornwell, una formidable trilogía de novelas históricas que recrea la Britania del siglo V, una época tan oscura como fascinante.

Lo curioso es que cuando me las recomendaron, hace ya muchos años, lo primero que pensé fue que no me apetecía nada leerlas. La crítica decía que se trataba de una recreación del mito artúrico, y por entonces yo ya estaba bastante harto de Merlín, Ginebra, Arturo y demás parientes. De hecho, nunca le había encontrado especial interés a las historias sobre los caballeros de la tabla redonda, ni a la búsqueda del Grial, ni zarandajas por el estilo.

Y, sin embargo, vete tú a saber por qué, terminé abriendo el primer volumen, El rey del invierno, y leyendo las primeras líneas. Y ya no pude parar.

Añadir un comentario

Leer más...

«Libre y salvaje, la gran aventura de la vuelta al mundo a pie», de Ignacio Dean: a golpe de voluntad

Libre y salvaje, Ignacio Dean Hay libros que te sacan los colores y te hacen soñar. Que te hacen ver tus pequeñas aventuras como simples juegos de niños, como si construyeras castillos de arena en la playa. Y, al mismo tiempo, te despiertan el deseo de volar.

Este es uno de esos libros: el relato de un viaje imposible, de un sueño de libertad que, a golpe de esfuerzo, de sufrimiento y de una férrea voluntad, terminó convirtiéndose en realidad. 

Ignacio Dean es un malagueño que en 2011, a sus treinta y pocos años, se le metió en la cabeza un proyecto de esos que, cuando se te ocurre por primera vez, no es más que un delirio, una fantasía imposible: dar la vuelta al mundo a pie. Recorrer el planeta por entero, caminando libre de ataduras y horarios, descubriendo paso a paso culturas, tradiciones, paisajes y gentes.

Sí, una locura. Un hermoso sueño de libertad.

Pero Ignacio debe de ser alguien muy especial, porque la idea siguió ahí, rondándole el deseo, hasta que decidió lanzarse. Y lo hizo: el 21 de marzo de 2013 emprendió la marcha hacia el este desde la Puerta del Sol, en Madrid...

Leer más...

Viajando en furgoneta camper: Zamora, la piedra fértil

Zamora, la piedra fértil

Viajo en la Lagartija, mi furgoneta camperizada, persiguiendo historias, lugares y momentos. 

Confieso que no tenía intención de viajar a Zamora, pero a veces la casualidad se alía con la fortuna para abrirnos los ojos y regalarnos una sonrisa. Tras dos semanas sin moverme de casa, contemplando por la ventana la lluvia interminable de esta primavera invernal, necesitaba con urgencia arrancar la furgo y escapar a cualquier paraíso perdido. A donde fuera. A ser posible, algún lugar donde no lloviera. Pero la previsión no daba tregua: lluvia, lluvia, lluvia.

—Fran, necesito que escribas un reportaje sobre Zamora...

Esa fue la casualidad. Pío García, el responsable del portal de turismo Galicia Enteira, (magnífico, por cierto, y no lo digo —solo, ejem— porque yo colabore con él) acaba de abrir una nueva sección personal en la web que ha titulado Mis otros destinos. Aunque lleva toda la vida en Galicia, Pío es zamorano y tiene ganas de fotografiar y difundir la belleza de su tierra.

—Vale. ¿Te corre prisa?

—No, cuando puedas... —Y me explicó muy por encima lo que quería. Pío y yo llevamos tantos años grabando documentales y realizando reportajes fotográficos juntos que ya no necesitamos explicarnos demasiadas cosas. 

Zamora. Ni se me había pasado por la cabeza visitar Zamora. Hasta ese momento había sido un simple lugar de paso en el camino hacia otros destinos. Una vez, hace ya muchos años, en un viaje a Extremadura con unos amigos, se me ocurrió proponer una parada en Zamora. 

—¡Pero si ahí no hay nada, es un páramo!

Recuerdo que me encogí de hombros y seguimos adelante sin parar. Lo malo es que en algún lugar de mi cabeza, Zamora quedó clasificada como páramo sin siquiera molestarme en comprobarlo, y eso hizo que nunca me entraran ganas de visitarla. Hasta que se me ocurrió buscar la previsión del tiempo para Zamora en este fin de semana de principios de junio.

Esa fue la fortuna. No haría un fin de semana de sol y calor, pero la previsión era mucho mejor que en cualquier otro lugar en trescientos kilómetros a la redonda. Iría a Zamora.

Añadir un comentario

Leer más...

Mis 15 novelas de aventuras imprescindibles

MIs 15 novelas de aventuras imprescindibles

¿Te acuerdas de aquella novelas de aventuras que devorabas a los doce, trece, catorce años? Sí, hablo de autores que conoces de sobra: Salgari, Verne, Stevenson, Karl May... Siempre pensé que los libros que leemos en esa etapa de la vida marcan nuestros gustos adultos y, en gran medida, nuestra forma de ver el mundo, nuestros sueños y nuestras aspiraciones.

En mi caso, lo tengo claro, aquellas fueron las mejores novelas de aventuras que leí nunca: las que me hicieron escritor, las que me hicieron desear vivir aventuras y crear mundos. De aquellos barros, estos lodos...

Pero, ¿cuáles nos han marcado, de entre los cientos que hemos devorado? Elaborar una «lista de las mejores novelas de aventuras» es siempre arriesgado, pero esta semana me he lanzado al agua de cabeza. Aunque sé bien que corro el peligro de olvidarme de alguna fundamental, o de que se me cuele otra a la que la memoria ha magnificado, ¡que no se diga!

Esta es la lista de mis quince novelas de aventuras imprescindibles. ¿Coinciden con las tuyas?

Leer más...