«Un año en los bosques», de Sue Hubbell: serenidad natural

Un año en los bosques, Sue Hubbell Reconozco que con los años me vuelvo cada vez más predecible. A estas alturas, por muy despistado que ande, ya me voy conociendo a mí mismo y sé de sobra qué va a disparar mi imaginación. Qué portadas me van a entrar por los ojos y me van a obligar a coger el libro para hojearlo.

Sí, esta de la izquierda es un buen ejemplo. De hecho, hacía tiempo que le tenía ganas no ya al libro, sino a la editorial que lo ha publicado, Errata Naturae, y a la colección de la que forma parte, Libros salvajes, una fascinante serie de títulos centrados en el mundo natural que me hacen la boca agua cada vez que se me cruzan por delante.

Por cierto: si visitas de vez en cuando este bloc, ya sabrás que acabo de crear una editorial personal, Los libros del salvaje, en la que he publicado mi Viaje al interior. 80 días en furgo por la España olvidada. La similitud de nombres es una mera coincidencia (cuando se me ocurrió no conocía todavía esta colección), pero no deja de ser lógica, dado lo mucho que me atrae la naturaleza.

Un año en los bosques, de Sue Hubbell, es el primer libro de la editorial que leo. Un texto relativamente breve, de apenas trescientas páginas, que refleja perfectamente la idea central de la colección: reflexionar sobre el mundo natural y las alternativas a nuestra forma de vida. 

Añadir un comentario

Leer más...

Viajando en furgoneta camper: Augas Santas, el bosque de los druidas (2)

El bosque de los druidas augas santas 02

Viajo en la Lagartija, mi furgoneta camperizada, persiguiendo historias, lugares y momentos. Si no has leído la primera parte de este viaje, puedes hacerlo en este enlace.

Al despedirse, Emilio me recomienda que no deje de visitar el horno de la santa, el lugar donde quemaron a la pobre Mariña, y me indica cómo llegar. En realidad, ese es el verdadero objetivo de mi viaje, ver con mis propios ojos el lugar, una cripta subterránea que tiene toda la pinta de ser un antiguo santuario celta y que está emplazada en el corazón de un bosque denso, a escasos trescientos metros de un antiguo castro. Fue la cripta lo que despertó mi imaginación de escritor y me animó a conducir hasta aquí.

Se acerca ya el mediodía, así que decido dejar la visita a la cripta para la tarde —a la cripta, al castro y a unas ruinas romanas cercanas, todas englobadas en un  sendero arqueológico de dos o tres kilómetros de extensión— y acercarme hasta otro lugar del que me ha hablado Emilio y que se halla en dirección contraria: la «Santa da Pedra».

Sigo las indicaciones imaginando que la encontraré en las afueras del pueblo, a unos cientos de metros. Avanzo por una senda que se interna en un bosque de robles y castaños. El otoño tiñe de rojos y ocres cuanto me rodea. La hojarasca cruje a cada paso, despertando alarmas entre los pequeños animales de la espesura. El silencio me inunda.

Añadir un comentario

Leer más...

Viajando en furgoneta camper: Augas Santas, el bosque de los druidas (1)

El bosque de los druidas, augas santas 01

Viajo en la Lagartija, mi furgoneta camperizada, persiguiendo historias, lugares y momentos.

No me lo esperaba. No lo había planeado. Me hallaba en Combarro, todavía de madrugada, acurrucado en el vientre de la Lagartija. Acababa de encender el portátil y me preparaba para empezar una nueva jornada de trabajo. Tenía que escribir una entrada para el blog, responder a correos y redes sociales y, sobre todo, planificar mi próxima novela. Frente a mí, todavía sumido en las sombras de la noche, latía el gigantesco pulmón de la ría de Pontevedra.

Era martes, un día cualquiera de un diciembre frío. Me estiré con ganas mientras el sistema operativo del ordenador volvía a la vida. Me encantan esas horas de la madrugada, cuando el mundo todavía duerme y el silencio es una promesa de futuro. Me encanta despertarme en la Lagartija y contemplar a través de la ventanilla cómo va iluminándose un paisaje siempre distinto.

Ese día, sin embargo, apenas prestaba atención a mi entorno. Mi cabeza perseguía la trama de mi proxima novela, una historia que lleva años rondándome. La idea general la tenía clara, ya sabía qué quería contar, pero faltaba lo principal: dar vida a los personajes, localizar los escenarios, trenzar las subtramas... Es un trabajo arduo, que exige concentración, que obliga a tomar cien pequeñas decisiones que conducirán la historia a buen puerto o terminarán por descarrilarla.

Tenía que empezar por alguna parte, y mi imaginación necesita apoyar los pies en el suelo para impulsarse y alzar el vuelo. Necesitaba decidir dónde empieza la historia, dónde viven los personajes. Quería que fuera un lugar aislado, quizá montañoso o boscoso, a ser posible un monasterio o un santuario abandonado en algún lugar de la Galicia interior.

Sí, eso podía funcionar. Un monasterio abandonado. Pero, ¿dónde? Hice una búsqueda en internet y encontré media docena de opciones. Les eché un rápido vistazo. Entre los resultados se hallaba un lugar que ya conocía, las ruinas de un monasterio cercano a Castro Caldelas, en Ourense. Me había topado con él hacía años en un viaje por la zona y me había quedado impresionado. No obstante seguí leyendo, buscando alternativas, para tener más datos antes de tomar la decisión final. Y entonces me di de bruces con una cripta abandonada, un castro galaico-romano, un bosque preñado de misterios y una tierra que rezuma leyendas.

Me inundó una excitación muy familiar: la que debe de sentir el lobo cuando capta de súbito un rastro jugoso entre la hojarasca. Comencé a devorar páginas y más páginas de internet. Mi imaginación se disparó. Cuanto más leía, más convencido estaba de haber encontrado el escenario de mi historia. Todo parecía cuadrar, pero necesitaba comprobarlo de primera mano. Apagué el portátil y arranqué el motor de la Lagartija...

Añadir un comentario

Leer más...

«El cerco», de Ismaíl Kadaré: una extraordinaria novela histórica

Ismaíl Kadaré, El cerco Hay libros que rezuman maestría. Que te atrapan desde la primera línea. Libros que exhalan ese aroma inconfundible a literatura de verdad. Y novelas históricas que te transportan a otra época con la sola fuerza de la palabra. Que te agarran por el pescuezo y te hunden la nariz en el fango del camino y en el hedor de cuerpos sin lavar. Libros que, nada más abrirlos, te hacen viajar en el tiempo. Y este El cerco, de Ismaíl Kadaré, es uno de ellos.  

Ismaíl Kadaré es un autor albanés de prestigio internacional que ha obtenido, entre otros muchos reconocimientos, el premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2009 y es uno de los eternos candidatos al Nobel de Literatura. Sin embargo, no había leído nada de él hasta que un amigo, por sorpresa, me plantó delante esta novela.

—Tienes que leerla. Nunca había imaginado así un cerco...

Le di la vuelta al libro y leí la sinopsis: una novela histórica bélica ambientada en el siglo XV, en la frontera entre el Imperio otomano y la cristiandad. Una historia épica de resistencia contra el invasor. El asedio de una fortaleza. En fin, nada del otro mundo... hasta que una frase llamó mi atención.

Añadir un comentario

Leer más...

Lo mejor del bloc de Fran en 2018

Lo mejor del bloc de Fran en 2018

 ¡Último día del año! Toca hacer balance. Y algunas veces es una gozada hacerlo: 2018 ha sido un año de lo más interesante desde el punto de vista del bloc. Si hace un año te decía que en 2017 ya érais unas cinco mil personas las que cada mes os pasabais habitualmente por aquí para ver qué se cocía en el mundo de la novela histórica, de aventuras y los libros de viajes, este 2018 ha roto todas las expectativas y las visitas se han disparado. Literalmente disparado, hasta alcanzar los 600 visitantes diarios de media: 18.000 cada mes. Más del triple que el año pasado...

Como imaginarás, estoy feliz. Sobre todo porque tu presencia me hace comprender que somos muchos los que disfrutamos con la lectura. Muchas las que gozamos con la aventura, la historia y el viaje. Muchos los que seguimos creyendo que los libros y la lectura son no solo un refugio, sino la tabla de salvación del mundo. Y eso, qué te voy a decir, es todo un consuelo...

Pero, ¿de qué hemos hablado este año en el bloc? ¿Cuáles han sido las entradas que te han resultado más interesantes de entre las sesenta y cuatro publicadas en 2018? Estas son las diez más leídas...

Añadir un comentario

Leer más...